El significado de consulta

En el Islam, la consulta entre la gente es de particular importancia. La consulta se refiere a la consideración de otros en los asuntos. En el Sagrado Corán y las narraciones islámicas, la consulta es necesario y obligatorio.

La importancia de la consulta

En el Sagrado Corán, realizar consultas sobre los asuntos, esta como uno de los atributos de los creyentes, junto con la realización de la oración.
Y que responden a su Señor, hacen la oración, se consultan entre ellos los asuntos y reparten de aquello que Nosotros les proveemos. (Shura, 38- La Consulta)

¿En qué asuntos debemos realizar consultas?

Fundamentalmente, las personas que hacen su trabajo sobre la base de la consulta y el asesoramiento cometen menos errores y descuidos.
Por supuesto, cuando Dios ha dado su veredicto, la consulta no tiene sentido. En cambio, la consulta es donde el problema se deja a las manos de las personas. En la batalla de Badr, el comando divino dio la orden de luchar contra los infieles, pero se le confió la responsabilidad al ejército islámico de donde realizar la batalla. Así, el Profeta (BP) consultó con sus compañeros sobre en qué lugar luchar.
El Santo Profeta (BP) ha dicho sobre la consulta: “Cuando tus gobernantes son justos y tu gente es generosa, entonces realiza tu trabajo en base a la consulta, pero cuando los gobernantes no se preocupan por su gente y los ricos sean avaros, entonces no realices tu trabajo en base a la consulta.
(Tuhfatul Uqul, página 36)
El Imam Ali (P) ha dado a conocer la consulta de la siguiente manera: 1. La consulta es una guía 2. La consulta es la expansión de la sabiduría 3. La consulta es el factor de crecimiento 4. El consultor es compañero en el intelecto de los demás 5. La consulta es el agente de seguridad sobre el tropiezo y el arrepentimiento.
El Imam Sadiq dice al respecto: la consulta solo es beneficiosa con cuatro condiciones: primero, su consejero es sabio, segundo, es libre y fiel, en tercer lugar, es amistoso y compasivo, y cuarto, informará adecuadamente el asunto
(al-Muhasin tomo 2, página 602)
El Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones sean con él) le dijo a Ali (P): Oh Ali no hagas consultas con una persona cobarde, que te hará difícil la salida a tus problemas y no hagas consulta con un avaro, ya que te impedirá ayudar a otros y alcanzar tus metas. No consultes con una persona codiciosa que te hará codicioso”. (Bihar ul-Anwar tomo 7, página 34)
El Imam Ali (P) le escribió a Malik al-Ashtar lo siguiente: No consultes con personas que son avaros, ya que te detendrá de ayudar a los pobres, y no consultes con personas cobardes ya que debilitarán tu voluntad al querer hacer actos importantes y no consultes con los codiciosos ya que te transformarán en opresor. (Nahj al-Balaghah, Carta 52).
El Mensajero de Dios (la paz sea con él) considera que los deberes del consejero son: “debes de analizar y recapacitar demasiado sobre los consejos que te da la persona que consulta contigo, si el da una buena idea, escúchalo, pero si no, entonces ve en busca de otra persona que sea más sabio que tú y que tenga más experiencia.

(Bihar ul-Anwar tomo 72, página 104)
En la vida de santo Profeta del Islam (BP) podemos apreciar varios ejemplos de consulta:
1- – En los asuntos militares como en la batalla de Badr, U-hud, Khandaq, Bani Qurayza, Bani Nadir
2- Sobre la acusación que se hizo en contra de Aisha, esposa del profeta (BP).
3- Sobre enviar un grupo de personas para hacer difusión.
Como se mencionó anteriormente, la consulta en las ordenes dadas por Dios y Su Profeta no tiene sentido, y en tal caso, la consulta significa rechazar el mandamiento de Dios.

Fuente
1- Sagrado Corán
2- Nahj al-Balaghah
3- Bihar ul-Anwar, maylesi
4- al-Muhasin, Abu Yaafar barqi
5- Tuhf ul-Uqul, ibn Sabah
6- Sira ibn Hisham
7- Al-Magazi, waqidi


more post like this