Recursos Islámicos

    1. home

    2. article

    3. El Creador del Universo- Dialogo entre Wilson y Chirri (V)

    El Creador del Universo- Dialogo entre Wilson y Chirri (V)

    • Muhammad Yawad Chirri
    El Creador del Universo- Dialogo entre Wilson y Chirri (V)
    Rate this post

    Dialogo entre Wilson y Chirri (V)

    El Creador del Universo

    Por: Muhammad Yawad Chirri
    Director del Centro Islámico Americano

    ……………………………………………………………

    WILSON: Yo sé que la creencia en Dios, creador del universo, es el primer fundamento de la fe islámica, y que la negación de Él sitúa una persona por fuera de la religión islámica. Pero, realmente no sé donde el Islam ofrece una evidencia concreta de la existencia de un ser supremo en el sagrado Corán o en las citas del Profeta.

    CHIRRI: El Islam ordena a sus seguidores la creencia en Dios, el creador del universo, pero el Islam no dice a sus seguidores que basen sus creencias en un libro religioso o en una autoridad, ni siquiera en las palabras del sagrado Corán o las del santo Profeta.

    Nuestra creencia en un libro sagrado tal como el Corán, o en un santo Profeta, tal como Muhammad (la Paz y la Bendición sea con él y su descendencia), debe estar precedida por nuestra creencia en Dios. Un libro religioso es santo porque es presentado por un hombre quien consideramos Profeta, la profecía es concebible solo si hay Dios, porque un Profeta es un Mensajero de Dios. Por esta razón nuestra creencia en Dios, debe estar primero que la creencia en un libro o en un profeta y, no viceversa.

    Ningún libro religioso es aceptado por todas las personas y ningún profeta es universalmente reconocido, por esto será fútil contar con una declaración de un Profeta o de un libro sagrado cuando confrontamos con un ateo, quien niega todas las revelaciones y todo el concepto de Dios.

    WILSON: ¿Debo entender por su declaración que el Islam sustenta la existencia de Dios en algunas evidencias, las cuales pueden ser consideradas hasta por aquellos que no pertenecen a ninguna religión, tales como ateos o agnósticos? Si a esto se refiere, ¿Cuáles son tales evidencias?

    CHIRRI: Cuando nuestra creencia en Dios precede cualquier otro precepto religioso, la evidencia la cual produce aquella creencia debe ser universal y entendible para todo ser racional, entregado o no, a alguna religión en particular.

    El Sagrado Corán ofrece el mismo universo como evidencia de la existencia de un creador. El mundo material, los cuerpos celestiales, la tierra y los otros planetas son vistos por el Islam como la principal evidencia del creador de la materia y la energía. El mundo material es observable para los ateos como para los creyentes, para los iletrados como para los filósofos. Uno puede reflexionar sobre la formación de los cuerpos celestes, la existencia de la energía y la materia sin entregarse a una religión en particular o reconocer un libro religioso.

    WILSON: Pero ¿por qué una persona debe considerar la existencia del mundo material como evidencia de la existencia del creador de la materia? ¿No es probable la existencia de la materia sin un creador? Supongamos que alguien ve que la materia o la energía son infinitamente antiguas; y nunca fue precedida por la no existencia. ¿Estaría usted en la capacidad de desaprobar su opinión?

    CHIRRI: Es muy difícil aceptar la idea que la materia es infinitamente antigua. Cuando uno dice que la materia o energía son infinitamente antiguas, se asume que la materia de la cual fueron construidas los billones de estrellas que existen, también lo es. Cuando sabemos que cada estrella contiene billones de toneladas de materia, y que el balance de la materia prima es mucho más que el material del cual está contenido en las estrellas y los planetas, nos damos cuenta de la improbabilidad de esa idea. De ahí que, no podemos concebir que toda esta cantidad de material apareciera de un momento a otro y que fuera precedido por la no existencia.

    Decir que solo un parte de la materia es infinitamente antigua, y que la otra parte llego a existir después, es admitir la necesidad de un creador, porque la materia inanimada no se reproduce. Solo los seres vivos son capaces de multiplicarse mediante la reproducción. Aceptar el crecimiento gradual en la cantidad de materia es admitir la necesidad de un creador.

    WILSON: Puedo estar de acuerdo con usted en que la materia y la energía deben haber estado precedidas por algo más que la no existencia. Pero esto no es muy obvio para muchos seres humanos. Las enseñanzas islámicas sugieren la consideración de alguna cosa en la naturaleza, que fuera sin duda alguna precedida por la no existencia.

    CHIRRI: Si, hay algo que todos sabemos y, que nació después de la existencia de la tierra, la vida. Nuestros científicos citan que la tierra era tan caliente (algunos dicen que era tan fría) como para que cualquier forma de vida pudiera existir en ella. Le tomó billones de años a la tierra llegar a ser un lugar habitable. La vida, por eso es indudablemente, un recién nacido.

    Sin embargo, la ciencia nos dice que la vida no se originó de algo no viviente, el experimento de Pasteur (sopa de Pasteur) el cual se llevo a cabo en el siglo XIX, aún permanece, a través de la demostración de que la vida no se puede originar de materia inanimada, tanto así, que los científicos de hoy no han podido negar tal conclusión.

    La tierra, junto con la atmosfera, en el tiempo de su formación era estéril e improductiva. La transformación de la materia inanimada, como el carbono, hidrogeno, nitrógeno, calcio y hierro en materia viviente no era posible, por esto se hizo a través de un proceso natural. ¡Eso debió haber sido milagroso! Y significaba que la existencia en este planeta era una evidencia de un diseñador inteligente y sobrenatural.

    WILSON: Ahora me gustaría preguntarle si el Corán cita la existencia de vida en nuestro planeta, sustentada en la existencia de Dios.

    CHIRRI: Si, el sagrado Corán cita la transformación de elementos inertes en la tierra, a seres vivos como signo de su existencia:

    “Tienen un signo en la tierra muerta, que hemos hecho revivir y de la que hemos sacado el grano que les alimenta. Hemos plantado en ella palmerales y viñedos, hemos hecho brotar de ella manantiales”. Corán 36: 33-34.

    WILSON: Ya que ha respondido muchas preguntas importantes acerca de la existencia de Dios, quisiera hacer otra, ya que hay una pregunta importante la cual no hemos tratado: ¿Por qué no podemos ver a Dios?

    CHIRRI: De nuestra discusión previa, quedo claro que el creador del universo debe ser absoluto e ilimitado, abarca todo el universo, es omnipresente y nunca se ausenta de ningún lugar. Con su omnipresencia, su visibilidad no nos hará creer o conocerlo. Su visibilidad sería muy destructiva para nosotros. Antes de conocerlo con su omnipresencia, moriríamos. Verlo enceguecería a todos los seres humanos.

    Supongamos que el aire (el cual existe solamente en un espacio muy limitado) es visible; podría tener un color y nosotros no podríamos ver nada del aire, ya que él llenaría la atmosfera. Siendo este el caso, no tendríamos la oportunidad de obtener nuestro alimento del agua, no tendríamos la oportunidad de encontrar un lecho o abrigo. Si la visibilidad del aire, la cual existe solamente en la atmosfera de nuestro pequeño planeta sería tan enceguecedora y destructiva ¿qué tal en el caso de nuestro creador que ocupa todo el universo? cuando pensamos en esto, nos damos cuenta cual afortunados somos de no poder ver a Dios, nuestro Creador.

    WILSON: ¿Si el Todopoderoso es invisible cómo podemos estar seguros de su existencia?, ¿Cómo puede un ateo creer en Dios cuando no lo puede ver?

    CHIRRI: Para creer en algo no es necesario verlo. Tú crees en la electricidad aunque no la puedes ver; crees en ella solo porque ves el resultado como la luz, calor, etc. Si esto es suficiente para hacerte creer en la existencia de la electricidad, el gran universo debe ser suficiente para todo ser humano para creer en la existencia del creador.

    WILSON: Dame otro ejemplo que no sea la electricidad.

    CHIRRI: Tu existencia misma es una gran evidencia de la existencia de Adán y Eva, o digamos que los primeros dos seres humanos. Tú no viste a Adán, ni a Eva pero crees que ellos existieron.

    Para hacerlo más claro: tú viniste de tus padres, sus padres vinieron de sus padres y tus abuelos vinieron de sus padres y así sucesivamente, de esta manera puedes continuar retrocediendo hasta llegar a Adán y Eva, si tú niegas la existencia de los dos primeros seres humanos estarías eliminando la primera generación de sus hijos. Eliminando la primera generación, tú eliminas la segunda y así sucesivamente, etc. Finalmente, eliminarías a tus padres y luego te tienes que eliminar a ti mismo. Pero te dices a ti  mismo: yo no puedo hacer esto porque ¡estoy aquí! Entonces tú dices: Adán y Eva están allá.

    WILSON: Me has aclarado el asunto. Debemos creer en Dios. Pero, como podemos creer que Él no tuvo un principio mientras todas las otras cosas tienen un principio.

    CHIRRI: El creador del universo no puede ser precedido de la no existencia. De lo contrario, necesitaría de otro dios que lo creara; y ese Dios, si es precedido por la no existencia necesitaría de otro dios, etc. Así, tendríamos una cadena infinita de dioses sin causa, la causa debe ser la fuente de la existencia del universo. Entonces nosotros negaremos la existencia del universo. También, nos negaríamos a nosotros mismos ya que somos parte del universo.

    Fuente: PREGUNTAS ACERCA DEL ISLAM

    Fuente :: islamoriente.com