Hajj (Hayy), un viaje hacia Dios

 

Imam Reza (la paz sea con él): “La caridad y las bendiciones del Hajj no sólo incluye peregrinos, Sino a todas las personas independientemente de que participen o no participen en el Hajj.

Entonces el Hajj es un asunto público y los intereses y beneficios no están dedicados a un grupo en especial, sino a todas las personas”. Zil-Hajja, es el mes de peregrinación y los peregrinos parten a la Kaaba y se encuentran con amor en la Meca. Por lo tanto, Zihajjah es fragancia de Dios, olor de la Meca, la Kaaba, Safa y Marwa, y la fragancia de sabiduría se extiende en el espacio. Felicitamos la llegda de este mes bendito, mes de peregrinación y devoción, el mes de purificación del alma y la vida en la lluvia de la misericordia de Dios. & nbsp; &n bsp; &nb sp;

Entre todas las adoraciones, el Hajj disfruta de un lugar especial. Hajj es uno de los pilares del Islam, es también la más magnífica manifestación y el símbolo verdadero del Islam.
En las narraciones se lee: “Hajj es la paz del alma. Se puede hacer algunas adoraciones individuales o en grupo, pero Hajj es una adoración que se debe hacer en grupo, y eso tiene un significado especial. El Hajj, solo se celebra en la Meca y en una fecha determinada. Mientras que las otras adoraciones se pueden hacer en cualquier otro lugar. El objetivo del Hajj es realizarlo a lo largo de la Yihad, sacrificar la riqueza, y mantener nuestras vidas lejos del egoísmo y haciendo un viaje hacia Dios.

En el Hajj, los hombres rompen todos los lazos de dependencia y abandono del egoísmo y experimentan la vida monoteísta. Los hombres piensan solo en Dios y repiten su nombre mientras dan vueltas alrededor de la Kaaba. Esta circulación voluntaria en torno de la Kaaba, está en armonía con todos los seres que giran alrededor de un eje central que es Dios. Al igual que en el corazón del átomo, los electrones orbitan alrededor del núcleo y en el cielo, la luna alrededor de la tierra, y la tierra y la luna alrededor del sol, y el sol y todos los componentes de la hégira solar alrededor de otro eje, el hombre como parte de la existencia también circula alrededor de su centro. Parece que todos estos ejemplos significan que el humano debe transferir todo su conocimiento interior a la órbita de la sabiduría divina. El profeta del Islam dice: “Cualquier persona que se conoce a sí misma, después de investigar conocerá a su creador”.

Debido que la peregrinación es de las adoraciones religiosas importantes, y el humano quiere en este importante viaje espiritual aprovechar muchos beneficios, es necesario que prepare unas condiciones especiales para sí mismo. El peregrino, después de su intención pura para con Dios, tiene que arrepentirse realmente de los pecados que ha hecho. Es decir los derechos materiales y financieros de otros que han sido injustamente confiscados o destruidos, deberán ser devueltos a sus propietarios. Si ha fallado en su adoración, tiene que recompensarlo. Y si no hubiese pagado un quinto de sus bienes y haber dado el Zakat deberá pagarlo. El Hajj es una oportunidad para que los peregrinos piensen en sus hechos y actos y se arrepientan. Por lo tanto, el peregrino debe iniciar su viaje de peregrinación de manera lícita. Y lo más importante es que no debe confiar en su capacidad o fuerza, sino que debe apoyarse y confiar en Dios y solicitar su ayuda.

Los peregrinos después de entrar en el territorio de la revelación y antes de hacer los deberes del Hajj, evitan todo aquello que les obstaculice realizar y atender los asuntos espirituales. Además debe tener siempre un buen comportamiento con los demás y ser humilde y evitar decir malas palabras.

Hajj es un gran congreso de los musulmanes que se forma en la Meca. En esta gran congregación gloriosa, los musulmanes deben alejar todos los factores de discordia mundana y estar unidos. Ellos giran alrededor de un eje sin cualquier lujo que es la Kaaba, por lo tanto en estas peregrinaciones todas somos iguales, no existe ningún tipo de diferencia entre los hombres, desde el más rico hasta el más humilde.
Dios en la aleya 97 de la sura La Mesa Servida dice:

“Alá (Dios) ha instituido la Kaaba, la Casa Inviolable, como un pilar para los hombres, así como los meses inviolables, las ofrendas y las guirnaldas. Esto es para que sepáis que Alá conoce lo que hay en los cielos y en la tierra y que Alá es Conocedor de todas las cosas”.

De hecho el Hajj y sus deberes hacen crecer a los hombres para que puedan estar en unidad y vivir en sociedad, y a pesar de todas las diferencias puedan crear una comunidad única islámica. En esta comunidad se eliminan cualquier ventaja falsa, y todos los humanos así los eruditos, el ignorante, el pobre, el rico etc, están todos en la misma fila. El hombre en el Hajj aprende solo lo bueno y las bondades. De hecho los musulmanes durante la peregrinación aprenden a como vivir de manera correcta y sana, y como los miembros de una comunidad islámica deben vivir de manera adecuada basándose en los ritos del Islam. Desde el punto de vista del Corán, el lugar del Hajj es muy importante entre las otras adoraciones y cualquier hombre no puede tomar la responsabilidad de organizar la peregrinación a La Meca, Dios en la aleya 34 de la sura El Botín dice:

“¿Más por qué no habría de castigarles Alá si ellos prohíben entrar en la Mezquita Inviolable sin ser sus protectores? Solo son sus protectores los que temen a Alá; sin embargo, la mayor parte de los hombres no sabe”.

En la relación al Hajj puedemos hacer referencia a las palabras del Imam Reza (P) que dice: “Las personas asignadas para realizar la peregrinación ante la presencia de Dios reciben grandes bendiciones si dejan de pecar, si se arrepienten del pasado y recompensan en el futuro. Ellos eligen el camino recto, dejan de gastar dinero en su afición por las mujeres, dejan el placer, soportan el calor y el frio. Y el estado de espiritualidad que han adquirido los mantienen firmes y practican la humildad”.

El Hajj, entre todas las adoraciones divinas es la más magnífica y extensa de todas, y tiene diferentes dimensiones que no hay en ninguna otra adoración. Iman Reza (P), dice: “La caridad y las bendiciones del Hajj no sólo incluye peregrinos, sino a todas las personas independientemente de que participen o no participen en el Hajj. Entonces el Hajj es un asunto público y los intereses y beneficios no están dedicados a un grupo en especial, sino a todas las personas”.

Fuente: spanish.irib.ir


more post like this