Recursos Islámicos

    1. home

    2. article

    3. La hipocresía, la doble moral de las monarquías árabes y Yemen

    La hipocresía, la doble moral de las monarquías árabes y Yemen

    • Roberto Chambi Calle[1]
    • www.islamoriente.com
    La hipocresía, la doble moral de las monarquías árabes y Yemen
    2.3 (46.67%) 3 votes

    La hipocresía, la doble moral de las monarquías
    árabes y Yemen
    Roberto Chambi Calle1
    Las colonias europeas siempre han abusado, humillado, asesinado; etc…, a las
    poblaciones emergentes en América, Asia y en el África (sólo por citar algunos
    ejemplos), ésta injerencia siempre ha tenido su fundamento en el poder y la riqueza,
    siendo lo que mencionamos un perogrullo que se inició en 1492, cuando Colón y su
    séquito llega a América; los mismos que solo han servido de instrumentos para
    enriquecer a las monarquías europeas, robando y hurtando las riquezas de los pueblos de
    “Abya Yala2”, no obstante de ello aún hoy se sigue viendo esta colonización, aunque
    con un glasé demagógico en nombre del desarrollo y la economía.
    Hasta el día de hoy, las otras colonias de Europa aún no pueden cimentar su sistema
    político en el África, debido a la inestabilidad económica y política. Podemos citar
    muchos ejemplos y no habría espacio para ello, solo basta recordar algunos en la
    actualidad para poder legitimar lo que estamos diciendo, uno de estos actos barbáricos
    es lo que la Monarquía Británica ha hecho con la división de Palestina a favor de los
    israelís o el genocidio de miles de personas cometido por Francia en Argelia3, o la
    reciente invasión que la coalición internacional está cometiendo en Medio Oriente.
    Mencionamos ello; pues hoy en día no solo estos países junto con Estados Unidos y su
    aliado estratégico Israel actúan solos, sino se ponen muchas máscaras y una de ellas es
    el “Estado Islámico” o “Daesh” en árabe; pero esto no queda allí, de por medio, también
    están los países que se jactan de ser musulmanes, los mismos que anquilosados en su
    ignorancia o interés de poder cooperan para que estos agentes pueda seguir invadiendo,
    asesinando, y destruyendo a los países islámicos que también tienen como Profeta a
    Muhammad y al libro Sagrado de los musulmanes que es el Corán.
    Es inaudito cómo aquella historia del hermano bueno Abel y el malo Caín hoy se repite.
    Un caso sui generis fue cuando se dividió a Palestina creando a Israel y de cómo los
    palestinos fueron expulsados y asesinados en frente de sus propios hermanos, aquellos

    que hoy dicen ser “Países Islámicos”….; pero para no ir muy lejos mencionemos
    también lo que pasa actualmente en Irak, Yemen o Siria; todo se repite…. al igual que
    Palestina, las monarquías árabes (que son países donde se practica en un porcentaje
    amplio y con oficialidad el islam) aún hoy con toda su parafernalia jurídica, económica,
    política y hasta bélica no pueden solucionar, ni al menos cooperar para devolver los
    derechos a sus “hermanos musulmanes”; todo lo contrario en un tono total de deslealtad
    y felonía son cómplices del derramamiento de sangre de los Yemenitas, Iraquíes y
    Sirios.
    Para tal caso se hace necesario en este trabajo hacer una retrospectiva para hacer un
    diagnóstico urgente de los árabes y su conversión al Islam y de cómo aquella primigenia
    comunidad Islámica hoy fraccionada y prorrateada en monarquías, no tiene la
    sensibilidad y la voluntad para frenar las masacres y humillaciones de los musulmanes
    en la región.
    Cuando el Islam llegó a la península arábiga el año 610 d C. sus habitantes estaban en
    los albores de la construcción de lo que más adelante se llamaría la comunidad Islámica,
    aquella que no tenía ninguna distinción de raza, nombres color; así como credo. No
    obstante de ello, esta nueva práctica espiritual tuvo sus detractores que a veces sin razón
    y lejos de la lógica han soslayado al Profeta recién elegido de la mano de Dios
    Muhammad (Mahoma); así como la primigenia comunidad que se estaba consolidando.
    Debemos recordar que estos hombres antes de ser musulmanes eran árabes sumidos en
    su plena ignorancia, gregarios por naturaleza, los cuales deberían recorrer sitios y
    lugares aptos para el comercio y la búsqueda de agua.
    Mucho se ha investigado sobre esta temática; pero no está de más recordar que estos
    hombres en la época de su ignorancia enterraban vivas a sus hijas recién nacidas, así
    como raptaban a las mujeres de otras tribus, estas últimas ocasionadas por la pugna de
    poder y liderazgo de la tribu, la educación era sumamente ínfima y a veces inexistente,
    debido a que al árabe de esa época no le interesaba mucho la ciencia o la cultura; sino el
    comercio que para llegar a ello no importaba el costo y si es que tenían un poco de
    conocimiento este no se difundía, pues también el egoísmo primaba en las personas que
    tenían este poco de conocimiento.
    En suma podemos decir, que eran grupos tribales donde solo imperaba la fuerza para el
    establecimiento de su poder. Cuando se inicia la profecía de Muhammad, todos estos
    aspectos mencionados van a ser borrados y/o disminuidos, de acuerdo a las nuevas
    revelaciones que había recibido el Profeta del Islam. Las esferas sociales, políticas y
    económicas van a virar desde aquel momento a una cosmovisión divina emergente del
    Libro Sagrado revelado de Dios, mediante el Arcángel Gabriel a su mensajero, así
    aquellos grupos carentes de “civilización” van a ser reestructurados desde el liderazgo
    del Profeta del islam para constituir la Comunidad Islámica; primero en la Meca donde
    surge la revelación en el monte Hira4 y luego en Medina donde finalmente con mayor
    solidez se erigirá el verdadero “Estado Islámico”.
    Es importante recordar que Muhammad emergió de una de la Tribus árabes: los
    “Quiraish5” mencionamos ello; pues serán ellos quienes expulsarán a Muhammad a la
    emigración forzada, a partir de la cual se computa la cronología del Islam. Este suceso
    llamado Hégira, ha dado comienzo a una disputa de poder que en definitiva ha
    fortalecido los núcleos de poder de la prístina Comunidad Islámica que ya se había
    consolidado en Medina, en donde ya se legislaba con las nuevas normas prescritas por
    Dios; así como se aplicaban los cánones sociales a la comunidad, todas las decisiones
    políticas era tratadas en las asambleas en donde se consultada la toma de decisiones, así
    por ejemplo en los aspectos sociales se le reconocieron muchos derechos a las mujeres,
    uno de ellos era que las hijas recién nacidas no deberían ser sepultadas o que un hombre
    no podría tener un harem sino solo tener 4 mujeres; pero por las vías legales. Con
    respecto a su sistema político, los musulmanes en aquella época habían estructurado
    todo un estado con normas en materia de política exterior internacional y políticas
    defensivas.
    Este estado que se estaba consolidando había logrado expandirse políticamente, no por
    la violencia o la guerra; sino por su carácter espiritual y liberador, así por ejemplo en
    una guerra defensiva cuando los combatientes musulmanes tomaban prisioneros a sus
    opuestos, estos no eran asesinados, ni torturados sino eran tratados como ellos, una
    regla interesante de esto es que un prisionero de guerra podía conseguir su libertad a
    cambio de enseñar a leer y a escribir a cuatro o más musulmanes.
    Por otro, se debe aclarar que esta comunidad era respetuosa y tolerante con los demás
    grupos sociales que vivían en esa época; a tal fin que judíos y cristianos podían estar
    bajo el manto del islam y los musulmanes siempre y cuando estos cumpliesen con las
    normas que regulaban la sociedad islámica.
    Sin duda existen muchos más elementos para detallar y desarrollar; pero no es el fin del
    presente trabajo, sólo hemos esbozado ello para poder realizar una analogía con los
    “nuevos estados” que hoy han emergido desde la cuna misma del Islam, los cuales hoy
    no tienen congruencia en los hechos y los dichos, a tal grado de que sus defensores se
    muestran lejanos, hostiles e inhumanos a aquellos principios que el Profeta del Islam
    había enseñado, los mismos que quizás ínfimamente lo aplican; pero para sus intereses
    personales de seguir en el poder, siendo proclives al apoyo de aquellos que hoy oprimen
    y asesinan en nombre de islam y la “paz” en el mundo.

    En ese sentido la Liga Árabe y la Conferencia Islámica, hoy no han dado las soluciones
    claras para la defensa de los países islámicos que son el blanco de la injerencia política
    por parte de los países Europeos así como de Norteamérica. Sabemos que la
    administración norteamericana siempre ha buscado aliados en el Asía para hacer frente
    a sus pares: Rusia o China; pero lo que nos sorprende es que para tal fin sean los
    mismos países islámicos y/o monarquías quienes se presentan para las invasiones y las
    masacres que se comenten en este momento contra Siria, Yemen y Palestina.
    Arabia Saudita ha nacido bajo la sombra de Inglaterra y bajo la protección militar de la
    administración Norteamérica, esta última que solo por el interés energético se ha
    acercado a los Saud. Pero esta doble moral hipócrita no solo es de Arabia Saudita; sino
    también de la otras monarquías que solo son autómatas y piezas del tablero de juego de
    los imperialistas, por ejemplo Jordania ha bombardeado el territorio Sirio, por otro lado
    Emiratos Árabes Unidos y Bahréin también han sido cómplices de los bombardeos en
    donde Qatar se muestra complaciente a ello o como Bahréin se presta a albergar a la
    quinta Flota Norteamericana6 en su territorio.
    Pero la peor de todas estas deslealtades e hipocresías es la que actualmente juega Arabia
    Saudita al bombardear con sus cazas a los Yemeníes en donde han sido asesinados más
    de 1.0007 personas, los mismos que son musulmanes, es inaudito cómo esta monarquía
    inhumanamente bombardea y asesina a los musulmanes en Yemen. Esta injerencia
    político militar contra Siria, Irak y Yemen rompe con todos los principios jurídicos del
    Ius Cogenes; pero más allá de esto queremos demostrar que estas monarquías se han
    alejado de los principios que el Profeta del Islam ha enseñado; pues solo les interesa el
    poder (en todas sus dimensiones) y dominio sobre los demás y ello es visible cuando
    Arabia Saudita tiene la venia del gobierno norteamericano (que es su aliado de siempre
    en la zona) para invadir y masacrar a sus propios hermanos ¿Pero acaso este interés
    militar político es solo por salvaguardar el sistema político del Yemen? Si la respuesta
    fuera sí, qué autoridad tiene un estado A sobre el estado B para injerir sobre su sistema
    político?
    La monarquía saudita no es clara en ese sentido o no quiere que sea clara para la
    comunidad internacional; pues desde ese punto de vista se puede atacar cualquier país
    poniéndole el slogan que se quiera, a tal fin si fuese así (salvaguardar el sistema

    político) ¿Por qué no lleva todos sus aviones cazas, su armamento y sus buenos oficios
    para la defensa de Palestina frente a Israel?
    Sin duda la realidad es clara; pues las monarquías árabes en especial la Saudita solo
    actúa por el poder y el egoísmo mezquino frente a los verdaderos intereses de sus
    hermanos musulmanes; ya que por enésima vez se debe aclarar que los tres países que
    hoy son mutilados bélica y políticamente son países en donde prima el islam como
    sistema de vida y como sistema político, no puede ser posible que países que
    manifiestan ser musulmanes sigan oprimiendo a sus propios hermanos; pues los mismos
    rezan, ayunan, siguen las enseñanzas del profeta Muhammad y leen el Corán, aquel
    principio de divide y vencerás hoy se hace latente en Medio Oriente, porque lo que se
    quiere es dividir ¿Pero para quién? la respuesta es trillada para que los más poderosos
    sigan explotando los recursos humanos y energéticos en su favor, para que de esa
    manera ellos siempre puedan estar entronizados en el poder.
    No cabe duda que la presencia de otras potencias en la zona serán las que en último caso
    podrán responder a los clamores de la justicia y libertad, y mientras ello no suceda
    siempre habrá injusticia, por ello se hace importante aunar esfuerzos para que los países
    en la región tengan un verdadero despertar islámico en donde solo prime los legados
    enseñados por el Profeta del Islam, lejos de la injerencia y la intromisión de los países
    que solo buscan convulsionar y dividir para gobernar; eso de ninguna manera debe
    permitirse, de serlo así estaremos siendo los testigos del colapasamiento del mundo
    islámico en favor de los imperios y las colonias que solo quieren poder, riqueza y
    dinero.

    www.islamoriente.com

    ________________________________________________________________________________

    1] Cientista Jurídico y Analista en Relaciones Internacionales, Miembro del Comité para el Estudio y la Difusión del  Derecho en América Latina.

    [2] “Abya- Yala es el término con que los indios Kuna (Panamá) denominaban al Continente Americano en su totalidad. La elección de este nombre significa “tierra en plena madurez”, fue sugerida por el líder aimara Takir Mamani, quien propone que todos los indígenas lo utilicen en sus documentos y declaraciones orales. “Llamar con un nombre extranjero nuestras  ciudades, pueblos y continentes equivale a someter nuestra identidad a la voluntad de nuestros invasores y a la de sus herederos”” Ver más en: http://books.google.com/books?id=L-fSX81wH8sC&printsec=frontcover&dq=Aby…

    [3] “Hollande reconoce que la colonización francesa ‘acarreó sufrimientos’ a los argelinos”.  Ver Más en: http://www.espanol.rfi.fr/francia/20121220-hollande-reconoce-que-la-colonizacion-francesa-acarreo-sufrimientos-los-argelinos. “Se considera que el 15% de la población argelina fue masacrada por los franceses a partir de 1945. Se trata de un genocidio. Si Sarkozy no lo sabe, puede preguntárselo a su padre”. Ver más: http://mundo.sputniknews.com/mundo/20111223/152303532.html

    [4] De acuerdo a la creencia Islámica es el lugar en donde Dios mediante el Arcángel Gabriel le revelo el Corán. Hira es una cueva cerca de la Meca en la región del Hejaz en Arabia Saudita

    [5] La Tribu Quraish fueron quienes en su momento detentaba el poder en la Meca siendo que Muhammad nació en el clan Banu Hashim de  la tribu de Quraish, irónicamente esta fue la que más combatió a Muhammad obligándolo a emigrar a Medina.

    [6] “Actualmente, cuatro barcos antiminas están desplegados en Bahréin, cuartel general de la Quinta Flota estadounidense. La Armada de EE. UU. dispone en total de catorce navíos antiminas. Además, EE. UU. envía helicópteros equipados con radar para detectar minas e intenta acelerar la instalación de submarinos no tripulados capaces de neutralizar las minas en el Golfo Pérsico”. Ver más: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/40576-La-Armada-de-EE.-UU.-dupl…

    [7] “La cifra de las víctimas mortales por los ataques saudíes contra Yemen ha llegado a más de mil personas, incluidos unos 200 niños, ha informado este viernes un portavoz de las Fuerzas Armadas yemeníes, que lucha junto al movimiento popular Ansarolá”. Ver más: http://www.hispantv.com/newsdetail/Yemen/27286/Llega-a-mas-de-1000-cifra-cifra-de-muertòs-pòr-ataques-saudies-en-Yemen